15 pizzas. 72 horas. 1 ciudad.


Share Foodiecations on:
RSS
Follow by Email
Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Instagram

La ciudad de Nueva York es el epicentro de muchas cosas, desde la moda hasta la gastronomía, y  su platillo más icónico es la pizza. Para comprender la grandeza de la pizza en NYC, hay que remontarse a la historia. Cuando los italianos (muchos procedentes de la región de Nápoles) inmigran a los Estados Unidos su punto de encuentro fue la Gran Manzana. Los napolitanos trajeron consigo una receta de comida callejera que era solo popular en su región, esta se componía de pan, salsa de tomate, queso mozzarella y albahaca fresca (¡los colores de la bandera de Italia!). De más esta decir que fue un ‘hit’ instantáneo.

La pizza comienza a conquistar la ciudad cuando le expiden la primera licencia para pizzería al italiano Gennaro Lombardi en el 1905. De aquí en adelante, el resto es una deliciosa historia de salsa y queso.

En honor a la historia que comenzó el Sr. Lombardi a principios del siglo XX, el pasado fin de semana, dos amigos y yo, nos propusimos un foodiecation con la misión de conocer, experimentar y degustar la cultura de la pizza en la ciudad de Nueva York. Fue tanto así, que en apenas 72 horas tuvimos la oportunidad de probar pizzas de quince diferentes establecimientos. ¡Sí, 15 lugares distintos!

La primera parada lo fue Corner Slice en el Gotham West Market, donde su masa es fermentada por 60 horas para darle un ‘crust’ airoso y crujiente a su pedazo cuadrado. Luego, continuamos en Luigi’s Pizza Gourmet, muy reconocidos por pero no son nada del otro mundo. La tercera parada marcó por completo el viaje, Mama’s Too en el Upper West Side, está para pelos. Su pizza cuadrada -grandma style- es todo lo que esperas de una pizza y más. Su masa es un intermedio entre pan pizza y NY style y vienen coronadas con los inigualables ezzo pepperoni. El día continuó en NY Pizza Suprema, muy cerca del Penn Station, la cual su margherita (cuyo nombre es un tributo a una reina italiana) se convirtió en la favorita del grupo por ser el mejor balance entre masa, salsa y queso.

El segundo día fue el más intenso del recorrido. Brooklyn, específicamente la zona de Williamsburg, se convirtió en el punto de partida, siendo Di Fara (localizado en el North 3rd Street Market) la pizza de desayuno. Esta se ha popularizado por los programas de TV, pero no puedo negar que el recuerdo de su salsa, me hace sonreír. Luego de eso caminamos por el muy ‘hipster’ vecindario de Williamsburg hasta aterrizar en Joe’s Pizza y Best Pizza. Ambas son 100% NY style pizzas, donde sus pedazos triangulares son grasosos, repletos de queso mozzarella, su masa es fina y, muy importante, se come doblándola. Luego de un merecido café para recargar energías, otra parada obligatoria fue Emmy Squared Pizza, receta que emula el estilo de pizza de la ciudad de Detroit -cuadradas, de bordes bien tostados y pan pizza. Les puedo decir que estaba demasiado de rica pero su tamaño y precio no concuerdan. Luego de cuatro paradas en el día, esto solo acaba de comenzar. De Williamsburg tomamos el metro en dirección a Coney Island, al sur de Brooklyn, para degustar dos de las pizzerías más icónicas de la ciudad. L&B Spumoni Gardens es un lugar muy único que lleva operando desde el 1939. Estuvimos en la fila por 20 minutos pero valió la pena la espera. Ahora bien, ir a Coney Island y no comer en Totonno’s significa que no fuiste. ¿Por qué? Esta es la segunda pizzería más antigua de NY la cual lleva en función desde el 1924 y todavía cuentan con el mismo estilo de horno desde hace décadas. El lugar es pequeño y la fila para entrar nos tomó aproximadamente dos horas (por lo menos la temperatura estaba en los 70’s), así que hay que ir sin hambre. Si no fuera por la larga espera, les diría con certeza que esta es la mejor pizza, su historia y receta la convierten en una singular experiencia culinaria. Después de internalizar las pizzas del día, volvimos a Manhattan, tomamos una merecida siesta y nos alistamos para el ‘midnight snack’. El honor del ‘snack’ lo tuvo Paulie Gee’s Slice Shop, y valió la pena el sacrificio, porque ese pedazo sabia a gloria y grasita de pepperoni.

El ultimo día de esta gira pizzera comenzó en Prince Street Pizza donde el ‘slice’ tenia tantos y tantos pepperoni’s que hasta pesaba. Pero, ¡WOW! de pensar en ella me dan ganas de volver. En seguida, nos fuimos para Brooklyn Heights a probar otras dos instituciones –aunque un poco más comerciales- Juliana’s Pizza y Grimaldi’s Pizzeria. Al ser pizzas estilo napolitanas tuvimos que ordenar los ‘pies’ completos. Ambas estaban ejecutadas a su perfección y los colores de la bandera italiana resaltaban a la vista. Tuvimos suerte de no hacer fila al llegar temprano pero normalmente la espera es bien larga.

El gran final del foodiecation terminó con un pedazo nada ‘fancy’. Interesantemente, y dado a la gran cultura del ‘grab & go’, se han popularizado en NYC pizzerías donde el pedazo cuesta solo un dólar. Pero no te dejes llevar por el costo, porque la calidad y el tamaño los valen, y les confieso que tienen un gran parecido con las pizzas de guagüita del área oeste de Puerto Rico.

Fue un fin de semana intenso, pero fue muy interesante entender como en la simpleza de un pedazo de pizza guarda décadas de recetas, historia y, sobre todo, cultura que transciende una ciudad.

Submit your review
1
2
3
4
5
Submit
     
Cancel

Create your own review

Foodiecations
Average rating:  
 0 reviews

BlogUSA

Comments are disabled.